La nueva tendencia para ponerte en forma: usar realidad virtual para hacer ejercicios en otro mundo

Incluso para aquellos que no sienten particular interés o atracción por la actividad física, como los millones de gamers que en el mundo que prefieren pasar horas sedentarias frente a un videojuego antes que estirar los músculos.

 

Lo que ofrece el nuevo prototipo de la firma Black Box VR para ellos, y cualquier persona aficionada al ejercicio, es la oportunidad de hacer un trabajo completo de gimnasia transportada a otro mundo.

Una rutina de 30 minutos magnificada gracias a que se vive a través de realidad virtual (VR, en inglés).

Esta es una de las novedades más atractivas que ofrece este año el Consumer Electronics Show (CES) sobre la realidad virtual y el mundo del fitness y entrenamiento personal, tendencia que pisa con fuerza en 2018.

Precaución

Pese a lo atractivo de la oferta, ya hay voces que han expresado su preocupación por la seguridad de las personas, un factor que advierten se debe tener en consideración para que la idea tenga éxito.

“Los seres humanos encuentran muy difícil, por lo general, mantener el hábito de hacer ejercicios y ha habido muchos intentos para que la actividad física sea más atractiva para las personas”, explicó J P Gownder de la consultora Forrester.

“La realidad virtual tiene sentido desde la perspectiva que puede hacer del gimnasio un sitio menos aburrido”.

“Pero el costo del equipo hará que sea una alternativa muy cara para empezar y no estoy al tanto que Vive haya hecho hincapié en este tipo de uso”, agregó Gownder.

“Tendrán que probar que han tomado en cuenta el impacto que puede tener en el cuerpo usar el casco durante una sesión de ejercicios intensa”.

¿Pérdida de peso?

Job Stauffer, quien trabajo como programador de videojuegos y ahora trabaja con el Instituto VR Health, que colabora con Black Box VR en la promoción del nuevo dispositivo, aseguró que se ha beneficiado personalmente del entrenamiento con realidad virtual.

Según le dijo a la BBC, Stauffer llegó a perder más de 30 kilogramos jugando, además de haber mejorado considerablemente su dieta.

“Es probable que a fines de 2016 me encontraba en el momento menos saludable de mi vida, pensando más de 135 kilogramos”, admitió.

“Cuando comencé a jugar con el HTC Vive y Oculus y noté que estaba sudando haciendo el mejor trabajo físico que jamás había tenido“.

Stauffer comentó que comenzó con el juego Sound Boxing, que describió como una “Guitar Hero para los brazos”, y luego probó suerte con el juego Space Pirate Trainer, al que comparó con el uso de una máquina elíptica por la cantidad de calorías que quemaba en cada sesión.

La idea es desarrollar una categorización según el nivel de actividad de los juegos.

“Mucha gente en el negocio de los videojuegos trabaja una cantidad increíble de horas y frecuentemente no tienen el tiempo suficiente que necesitan parta cuidarse“, advirtió Stauffer.

“Al mismo tiempo, jugar es una experiencia sedentaria, pero el VR cambia esa percepción al activar todo tu cuerpo”.

Extraño

El mercado de la realidad virtual para el trabajo físico todavía sigue siendo pequeño, pero se trata de uno en el que su crecimiento es constante.

Fuente: BBC MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *