INDUSTRIAS DE CONSUMO MASIVO DEBEN TOMAR ACCIONES EN EL DESPERDICIO DE EMPAQUES DE PLASTICOS

El día de hoy, Unilever hizo un llamado a la industria de consumo masivo, con el fin de que se realicen esfuerzos para abordar el enorme reto que representa el desperdicio de plásticos en los océanos y la creación de una economía circular para los desechos plásticos.

 

Un año después, de que Unilever lanzó su compromiso de asegurarse de que el 100% de sus empaques plásticos fueran completamente reusables, reciclables o aptos para el compostaje para el 2025, Paul Polman, CEO de la compañía, recibió con gusto la noticia de que 10 compañías [https://newplasticseconomy.org/news] han hecho promesas similares.

 

Polman invitó, a que más empresas de la industria se unan en dar un paso adelante en el progreso hacia una economía circular y abordar el desecho de plástico en los sistemas naturales del mundo, incluidos los ríos y los océanos.

 

Una investigación de la Fundación Ellen MacArthur (EMF) encontró, que el equivalente de un camión lleno de basura de plástico es arrojado al océano cada minuto y que para el año 2050 se prevé que, por peso, puede haber más plástico que peces en el océano. Hoy en día, solo un 14% de los empaques de plástico se reciclan.

 

Polman dijo “es una buena noticia que muchas otras grandes compañías están haciendo sus propios compromisos para abordar el problema del desecho de desperdicios de plásticos en el océano. Sin embargo, como industria de consumo masivo, necesitamos ir mucho más allá y actuar mucho más rápido en abordar el reto de los plásticos de uso único, liderando la transición del modelo de consumo actual lineal de compra y venta, a uno cuyo diseño sea verdaderamente circular”.

 

Unilever cree que hay cuatro acciones clave que la industria de consumo masivo debe llevar a cabo, con el fin de crear el cambio sistemático requerido para acelerar la transición a una economía circular:

 

  • Que las compañías inviertan en innovación dirigida a un nuevo modelo de entrega, que promueva la reutilización.
  • Que más compañías se comprometan a que sus empaques sean 100% reusables, reciclables o aptos para el compostaje para el año 2025. Y que se propongan metas ambiciosas para el uso del contenido reciclado post consumo.
  • Para un Protocolo Global de Plásticos, estableciendo definiciones acordadas comunes y estándares de la industria sobre qué materiales se ponen en el mercado, para asegurar que nuestro empaque sea compatible con las infraestructuras de reciclaje existentes y rentables.
  • Que las empresas participen positivamente en las discusiones sobre políticas con los gobiernos, sobre la necesidad de mejoras en la infraestructura de gestión de residuos, incluida la implementación de esquemas de Responsabilidad Extendida del Productor.

 

 

 

 

Polman agregó: “abordar el problema de desechos plásticos en el océano es una responsabilidad -compartida- todos los interesados en el valor de la cadena deben trabajar juntos en alianzas para encontrar soluciones efectivas. No obstante, no hay duda de que la respuesta de la industria de consumo masivo será una de las más críticas para determinar la velocidad a la que se producen los cambios positivos. Estamos en una coyuntura crítica”.

 

Unilever ha tenido un buen progreso en reducir el desperdicio, desde 2010, los residuos asociados con la eliminación de sus productos disminuyeron en un 28% y el peso de sus envases se redujo en un 15%. La compañía también dejó de enviar residuos no peligrosos a vertederos desde sus plantas de fabricación en 2015.

 

Además de su compromiso con el 100% de envases de plástico reutilizables, reciclables o aptos para el compostaje para 2025, Unilever se comprometió a suministrar el 25% de su resina de contenido reciclado post-consumo para 2025, y a publicar su gama completa de plásticos antes de 2020.

 

En 2017, la compañía anunció que estaba progresando en la identificación de una solución técnica para el reciclaje de sobres de varias capas a través de su tecnología Creasolv, para la cual actualmente se está construyendo una planta piloto en Indonesia para evaluar su viabilidad comercial. Tenemos la intención de hacer que esta tecnología sea de código abierto y esperamos escalarla con socios de la industria para que otros e incluso nuestros competidores, puedan usarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *