“Esto es lo que yo quiero ser,” dice el niño Máximo, mirando el anuncio donde sale la imagen lujosa de un señorón ya entrado en años al lado de una bella joven adornada de joyas.

“¿Y tú crees que ese señor no trabajó muchísimo para comprar todas esas cosas carísimas?”, le replica su hermana Sara Máximo, decidido, contesta: “Yo no quiero su trabajo… Yo quiero el de ella” Hijo de una familia amorosa de México, a Máximo (Eugenio Derbez) lo educaron como a cualquier otro jovencito de este mundo, pero con un pequeñísimo detalle:

él soñaba con nunca jamás tener que trabajar ni esforzarse por conseguir nada en la vida. Y durante 25 años lo logró, perfeccionando sus dotes de seducción y romance hasta alcanzar su mayor objetivo: casarse con una mujer de dinero y de más edad que le pagara lo que él sentía merecer: lo mejor de la vida…

Sólo que Máximo jamás pensó en el día que ese sueño se volviera pesadilla; el día cuando su esposa amorosa, rica y ya mucho mayor lo cambiara a él por un modelo mucho más joven.

En la calle, Máximo se queda sin casa y sin vida de lujos y, forzado a volver a un mundo de circunstancias limitadas, recurre a su hermana menor, Sara (Salma Hayek), con quien estaba peleado, y el hijo de 10 años de esta, Hugo (Raphael Alejandro) Y cuando se presenta la oportunidad de ayudar a su sobrinito estudioso a llamar la atención de una compañerita de estudios bonita y adinerada, Máximo trama poner en obra sus artimañas para conquistar la atención de Celeste (Raquel Welch), la muy guapa abuela multimillonaria de la niña.

Armado de su mejor traje de baño de galán y su pasito más sexy, Máximo se lanza a recuperar su vida de privilegios; sin embargo, lo que este incorregible Latin Lover no sabe es que está por descubrir que, tratándose de la familia y las cosas del corazón, es verdad que lo mejor de la vida es gratis. El largometraje con que se estrena de director el aclamado actor y guionista Ken Marino (Burning Love, Children’s Hospital), CÓMO SER UN LATIN LOVER es estelarizada en el papel de Máximo por el titán de la comicidad Eugenio Derbez, que se ganó la aclamación internacional como estrella, guionista y director de No se aceptan devoluciones, la película en español más taquillera de la historia de Estados Unidos. En el reparto coral se destacan pesos completos del cine y televisión tales como Salma Hayek (Frida, Ugly Betty), nominada al Oscar® y ganadora del Emmy®, Rob Lowe (Parks and Recreation, Detrás del Candelabro), Kristen Bell (Frozen, The Good Place), la legendaria Raquel Welch (Legally Blonde), Rob Corddry (Children’s Hospital, Ballers) Rob Riggle (Comando especial, Las noticias de Jon Stewart) y la revelación estelar de Raphael Alejandro como Hugo (Érase una vez, Un detective en el kínder 2). Actúan además Renée Taylor (The Nanny), Rob Huebel (Children’s Hospital), Michaela Watkins (Casual) y el icono televisivo